jueves, 25 de marzo de 2010

El Gobierno Vasco también deberá adjudicar de nuevo la ITV de Bergara

ITA Asua, a la que le correspondería la concesión, está dispuesta a asumir a los actuales trabajadores. La empresa perjudicada pide que se ejecute la sentencia del Supremo.
25.03.10 - 02:07 - PILAR ARANGUREN
Las ITV de Irun y Urnieta, gestionadas por la empresa TÜVRheinland, no serán las únicas que cambiarán de mano tras la nueva valoración que debe realizar el Gobierno Vasco tal y como le exige una sentencia del Tribunal Supremo. Las de Bergara y Jundiz, concedidas a ITV de Luybas, que luego cambió su denominación a Applus Iteuve Euskadi, también se verán afectadas, según se desprende de dicho fallo.
Como adelantó este periódico, la sentencia del Tribunal Supremo, que data de diciembre de 2007, constata fallos en la valoración de algunos aspectos que se tuvieron en cuenta a la hora de otorgar las concesiones de las ITV que realizó el Gobierno Vasco en 1994. El fallo obliga al Ejecutivo Vasco a realizar una nueva valoración.
La sentencia constata errores en las cuatro adjudicaciones que se realizaron, aunque según se desprende de la misma, sólo cambiarían de manos dos: las de Irun y Urnieta, por un lado, y las de Bergara y Jundiz, por otro.
El Ejecutivo Vasco privatizó en 1994 el servicio de las ITVs y adjudicó ocho estaciones en cuatro lotes -dos a cada empresa-. El primero correspondía a las estaciones de Arrigorriaga y Area de Getxo, que se adjudicó a ITV-Euskadi; el segundo, a las de Trápaga y Durango, cuya adjudicataria fue Inspección Técnica Link; el tercero, a las de Jundiz y Bergara, que se adjudicó a ITV de Luybas S. A; y el cuarto a las de Irun y Urnieta, concedida a TÜVRheinland.
En el caso de las estaciones de Irun y Urnieta la perjudicada fue Itevelesa, de León, mientras que en las de Bergara y Jundiz, la agraviada es ITA Asua, de Bilbao, que se presentó también a los lotes 1 y 2.
La sentencia del Supremo señala que en los tres primeros lotes se otorgaron puntos por razón de los socios de las empreas y no de las propias empresas que se presentaban, en contra de lo que figuraba en las bases del concurso, lo que debe corregirse.
En el caso de las ITV de Bergara y Jundiz, Luybas logró trece puntos más que ITA Asua, entre otras cuestiones porque se le otorgaron 50 puntos por la solvencia económica. Aunque el fallo señala que se tuvieron en cuenta los datos económicos de uno de los dos socios y no de la compañía. Lo mismo ocurrió con la experiencia.
Un portavoz de la empresa ITA Asua, pide al Gobierno Vasco que ejecute ya la sentencia del TS porque han pasado más de dos años. «Hemos estado 14 años esperando la sentencia y ya es hora de que se haga justicia», remarcan. Recuerdan que ITA Asua fue la única empresa del País Vasco que gestionaba una ITV -la de Asua- de todas las que se presentaron a los cuatro lotes y que tuvo que disolverse.
Son conscientes de que el proceso puede ser complejo para el Gobierno Vasco, por lo que están dispuestos a sentarse a dialogar para realizar el cambio de forma tranquila, sin perjudicar ni a los trabajadores ni a los usuarios. Señalan, que están dispuestos a hacerse cargo de la concesión de forma inmediata y muestran su compromiso de asumir a los actuales trabajadores de las ITVs de Bergara y Jundiz.
http://www.diariovasco.com/v/20100325/economia/gobierno-vasco-tambien-debera-20100325.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario