sábado, 10 de abril de 2010

La empresa y los trabajadores de las ITV de Irun y Urnieta acercan posturas

Los empleados reducen su petición salarial para 2010, que sigue siendo uno de los escollos

10.04.10 - 02:49 -
La empresa TÜVRheiland, que gestiona las ITV de Irun y Urnieta, y los trabajadores han acercado posturas después de que estos redujeran sus pretencisones salariales para 2010, que se ha convertido en el principal escollo de la negociación junto con el articulado del pacto. Con todo, y aunque las dos partes consideran que no debería haber problemas para alcanzar un acuerdo en un conflicto que se prolonga ya 124 días, el mismo sigue sin materializarse.
El comité de empresa envió un escrito a la dirección de TÜVRheiland hace quince días en el que señalaba que estarían dispuestos a abandonar la huelga indefinida que llevan a cabo desde el nueve de diciembre pasado si la empresa aceptaba que se plasmara por escrito el articulado con las condiciones laborales, así como el acuerdo verbal alcanzado respecto a 2009. Un acuerdo que recogía un incremento salarial del 3,6%, además de la equiparación de las categorías de ambos centros y la aproximación de las administrativas con carácter retroactivo desde el uno de enero.
Pero además, los trabajadores rebajaban sus pretensiones salariales para 2010, punto en el que se habían roto las negociaciones. Así, se mostraban dispuestos a aceptar una subida del IPC más un 1,5% frente al IPC más 2,5% planteado inicialmente, aunque siempre habían señalado que era negociable.
Los trabajadores están a la espera de que la dirección rubrique dicho texto para comenzar a trabajar. «Estamos deseando hacerlo», señala Ketxus San Emeterio, presidente del comité de empresa, que es de ELA.
Pero el visto bueno a dicha propuesta se está haciendo esperar. La dirección de TÜVRheiland considera que poner por escrito las condiciones laborales no supondría ningún problema, aunque cree que la mayoría de los aspectos vienen recogidos en el Estatuto de los Trabajadores, por lo que no sería necesario plasmarlo en el pacto de empresa.
Con todo, no lo considera un escollo insalvable, aunque está dispuesta a hablar sobre un acuerdo que regule el marco laboral una vez desconvocada la huelga, porque entiende que los trabajadores ya han logrado el grueso de sus reivindicaciones con el acuerdo respecto a 2009.
Condiciones laborales
Sin embargo, los empleados no están dispuestos a ello, ya que consideran fundamental este aspecto, «máxime si se produce una subrogación en el caso de que el Gobierno Vasco retire la concesión a TÜV Rheiland y la entregue a otra empresa», por lo que quieren tener bien atado este tema.
Los trabajadores señalan que sin la firma previa del articulado no habrá desconvocatoria de huelga.
Y es que aunque no tiene nada que ver con el conflicto laboral, una sentencia del Tribunal Supremo obliga al Gobierno Vasco a realizar una nueva valoración de las ofertas que concurrieron en 1994 a la concesión de las dos ITV al constatar errores en la misma, que perjudicaban a la otra empresa que se presentó, la leonesa Itevelesa.
Pero para la empresa, el verdadero problema está en las peticiones salariales de 2010. Afirman que ya ha realizado un gran esfuerzo económico. En este sentido, señala que aunque en un principio estaban dispuestos a incrementar los salarios de 2009 un 2%, al igual que en las ITV que tiene en el resto del Estado, finalmente aceptó llegar al 3,6% que solicitaban los trabajadores en consonancia con la subida registrada por las tarifas.
Es más, apunta que siguiendo el mismo criterio, en 2010 los sueldos no deberían aumentar ya que las tarifas se han congelado este año, «pero aun y todo les hemos ofrecido un 1% este año y para 2011 el incremento que registren las tarifas, con garantía del 1%».
La dirección cree que los trabajadores deberían abandonar la huelga «porque ya han logrado lo que solicitaban cuando la convocaron; es decir, la equiparación de las categorías de ambos centros y la mejora salarial de 2009. Luego estaríamos dispuestos a seguir hablando de los incrementos para este año y solucionar el resto de temas pendientes, que son menores», remarca. La concesionaria cree que el comité está «desvirtuando» la negociación porque ha ido introduciendo sobre la marcha otras peticiones que no estaban al inicio, lo que está haciendo, a su entender, que se encalle.
Ambas partes del conflicto se acusan mutuamente de falta de voluntad negociadora, ya que los trabajadores creen que la empresa «está alargando innecesariamente el mismo».
De hecho, están buscando una interlocución directa con la multinacional en Alemania para tratar de desbloquearlo, ya que consideran que las diferencias no son sustanciales y que el bloqueo se puede deber más a una cuestión de «actitud de los portavoces actuales».
Por otro lado, el consejero de Industria, Bernabé Unda comparecerá el próximo día 19 ante la comisión de Industria del Parlamento Vasco a petición propia para explicar los detalles de cómo se realizó el proceso de las concesiones de las ITV en 1994. Además, señalará los pasos que dará de aquí en adelante, aunque ya adelantó a DV que su intención es ejecutar la sentencia, aunque el proceso es muy complejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario