martes, 18 de mayo de 2010

El Tribunal Supremo paraliza la nueva concesión de las ITV

Admite el incidente de nulidad por indefensión presentado por la empresa TÜVRhreinland

18.05.10 - 02:31 - PILAR ARANGUREN
El Tribunal Supremo ha admitido el incidente de nulidad presentado por la empresa TÜVRheinland, que gestiona las ITV de Irun y Urnieta, lo que supone en la práctica la paralización de la nueva valoración realizada por el Gobierno Vasco la semana pasada en cumplimiento de otra sentencia del alto tribunal y que otorgaba la concesión a la empresa Itevelesa.
El culebrón de la concesión de las ITV de Irun y Urnieta se complica aún más. El Tribunal Supremo, mediante un auto firme notificado el pasado viernes, ha aceptado el incidente de nulidad interpuesto por la actual concesionaria contra la sentencia de 28 de diciembre de 2007 que ordenaba al Gobierno Vasco a realizar una nueva valoración de las ofertas presentadas en su día para la adjudicación del contrato de concesión de las dos ITV, que iban en el mismo lote.
El TS admite «la indefensión en el proceso» alegada por la empresa por no habérsele concedido la oportunidad de ser escuchada para esgrimir sus argumentos, lo que impide que pueda prosperar el recurso presentado por Itevelesa.
En su auto, el TS ordena la nulidad de todas las actuaciones posteriores a 1994, fecha en la que tuvo lugar el recurso contencioso interpuesto por Itevelesa ante el TSJPV contra la adjudicación de las estaciones de Irun y Urnieta. Una nulidad que no afecta, sin embargo al resto de los lotes.
Nueva tramitación judicial
Además, el TSJPV deberá tramitar nuevamente todo el recurso contencioso desde el principio y en el que deberán tenerse en cuenta las alegaciones que al respecto realice TÜVRheinland.
Las concesiones de las ITV del País Vasco se realizaron en 1993. Itevelesa presentó el recurso en 1994 al entender que había sido perjudicada en la valoración de varios aspectos. En concreto, denunció que a TÜVRheinland se le concedieron una serie de puntos por estar presente en todo el Estado cuando sólo operaba en Castilla-La Mancha, mientras que a Itevelesa se le infravaloró la experiencia de sus directivos.
Pero TÜVRheinland alega que en el momento de la concesión estaba en proceso de fusión con la empresa que estaba presente en las otras comunidades.
En cualquier caso tendrán que ser los tribunales los que diriman la cuestión. Así, se iniciará nuevamente un largo camino judicial que podría prolongarse varios años.
TÜVRheinland manifestó ayer su satisfacción por la resolución del Tribunal Supremo y mostró una vez más su seguridad en que las concesiones de las ITV de Irun y Urnieta no van a variar de titularidad. Añadió, que por el momento, «seguirá prestando servicio con normalidad».
No obstante, cabe recordar que los trabajadores de ambas ITV están en huelga indefinida desde el pasado 9 de diciembre por el pacto de empresa.
Por su parte, fuentes del Gobierno Vasco consideran que el auto del TS alargará el proceso de la nueva concesión, aunque creen que no variará el contenido de la misma. La nueva valoración realizada la semana pasada por el Ejecutivo vasco concluía que la empresa adjudicataría debería haber sido Itevelesa. Tenía previsto remitir la nueva valoración al TSJPV para que le diera el visto bueno y decidir las actuaciones a seguir. Un proceso que ha quedado paralizado con el auto del Tribunal Supremo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario