miércoles, 16 de junio de 2010

El acuerdo en las ITV se atrasa tras presentar la empresa un nuevo borrador

La dirección propone tomar como referencia el IPC de Gipuzkoa. El comité y la empresa tratarán de limar hoy las discrepancias que surgieron ayer con el nuevo texto

16.06.10 - 02:06 - PILAR ARANGUREN paranguren@diariovasco.com

Ningún conflicto laboral resulta sencillo de resolver, máxime cuando acumula más de seis meses de huelga, pero el de las ITV de Irun y Urnieta empieza a ser rocambolesco. Cuando parecía que las partes estaban a punto de alcanzar un acuerdo tras desatascarse el punto que había mantenido la negociación encallada en los últimos meses, en este caso el de las administrativas, las modificaciones introducidas a última hora por la empresa, según denuncia el comité, vuelven a retrasar un pacto que estaba prácticamente finiquitado.
Tras alcanzar este lunes un acuerdo en la valoración de las trece administrativas así como en la retroactividad de dicha remuneración, y pactar un incremento para 2010 y 2011 del IPC más el 1,5%, parecía que estaba todo resuelto. Sin embargo, volvieron a surgir las discrepancias a la hora de establecer qué referencia se tomaba del IPC.
El comité de empresa entendía que se tenía que aplicar el del País Vasco -en 2009 fue del 1%- como se había hecho con anterioridad, pero la dirección proponía que fuera el estatal, lo que suponía reducir el incremento salarial en dos décimas.
Las partes habían quedado en reunirse ayer en el Preco para dilucidar este aspecto. Sin embargo, la empresa decidió remitir al organismo del CRL un nuevo borrador de acuerdo.
En el mismo, se plantea tomar como referencia para la aplicación del IPC el de Gipuzkoa, que en 2009 fue del 0,8%, el mismo que el estatal.
Otras modificaciones
Pero según el comité, ésta no fue la única modificación introducida en el texto. «Hay otros cambios, como el referido a la jornada, a las categorías, a la conflictividad laboral o a la clasificación del personal, así como una coletilla en las retribuciones del personal que las limita al personal vigente».
El presidente del comité de empresa, Ketxus San Emeterio, se mostraba ayer sorprendido por estos cambios «introducidos a última hora, una cuestión que se ha convertido -señalaba- en algo habitual en toda la negociación, con lo que cual ya no sabes a qué atenerte».
No obstante, se mostraba esperanzado de que se pueda celebrar hoy una nueva reunión en el Preco para aclarar todas estas cuestiones y dar por finalizado el conflicto. En cualquier caso, si se llega a un acuerdo con la empresa, el mismo se someterá a votación a la asamblea de trabajadores, que deberá ratificarlo.
Por su parte, la empresa señaló ayer que ha hecho un esfuerzo al límite con subidas que acumulan un incremento del 15%. Asímismo, apunta que, «además de los altos incrementos salariales solicitados, el comité planea no realizar la jornada anual pactada de 1.592 horas, sino que pretende trabajar 35 horas reales a la semana».
Finalmente, subraya que «los trabajadores en huelga están poniendo en jaque el servicio y la viabilidad de la empresa, en su búsqueda de volver a ser un servicio público».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada