martes, 15 de junio de 2010

La dirección y los trabajadores de las ITV, a punto de llegar a un acuerdo

Mantendrán hoy un nuevo encuentro para resolver una pequeña discrepancia sobre las subidas salariales

15.06.10 - 02:36 - PILAR ARANGUREN paranguren@diariovasco.com
La huelga que mantienen los trabajadores de las ITVs de Irun y Urnieta desde hace más de seis meses podría tener las horas contadas después de que la empresa TÜVRheinland y el comité lograran ayer desbloquear el punto que mantenía enquistadas las negociaciones.
Tras casi seis horas de reunión en el Preco, ambas partes alcanzaron un acuerdo sobre la equiparación de las trece administrativas. Así, según indicó el presidente del comité de empresa, Ketxus San Emeterio, pactaron que la brecha salarial entre estas empleadas y los mecánicos se reduzca al 10%.
Asímismo, cobrarán los atrasos a partir del 1 de enero de 2009, tal y como habían defendido en todo momento los trabajadores atendiendo al acuerdo que habían alcanzado con la empresa para 2009 y que dio lugar a diferentes interpretaciones, ya que la compañía propuso posteriormente que se aplicara una vez acordado el convenio.
Desbloqueado este aspecto, ya sólo quedaba hincarle el diente a las subidas salariales de 2010 y 2011, un punto en el que ambas partes se mostraban flexibles, por lo que entendían que no habría mayores problemas para llegar a un acuerdo.
De hecho, la dirección y los representantes de los trabajadores pactaron aplicar el IPC más el 1,5% tanto en este ejercicio como en el siguiente. Pero volvió a saltar la sorpresa, cuando la empresa propuso tomar como referencia el IPC estatal, que en 2009 fue del 0,8%, frente al de la Comunidad Autónoma Vasca, dos décimas superior, que es, según el comité, el que se ha tomado siempre como referencia.
IPC estatal o autonómico
Fuentes de la firma indicaron que se había propuesto el IPC estatal porque es el que se toma como referencia para la aplicación de las tarifas. Ante este pequeño desencuentro, la empresa quedó en dar una respuesta definitiva, que pospuso finalmente al día de hoy. Todo apunta a que será esta mañana cuando comunique su postura al comité.
Si la compañía acepta aplicar el IPC del País Vasco, el comité está dispuesto a convocar una asamblea hoy mismo para que los trabajadores rubriquen el acuerdo, lo que daría vía libre a que se reestablezca cuanto antes el servicio. Aunque será la empresa la que adopte esta decisión, los trabajadores se muestran dispuestos a volver cuanto antes a sus puestos de trabajo.
La empresa se limitó a señalar que la reunión terminó sin acuerdo y al término de la misma pactaron mantener hoy un nuevo encuentro. Añadió que «queda por decidir si los incrementos salariales acordados se aplican sobre el IPC guipuzcoano, vasco o estatal». Insistió en que continúa mostrando su voluntad negociadora con la intención de poner fin cuanto antes a la huelga que los trabajadores mantienen desde el pasado 9 de diciembre.
Por su parte, el portavoz del comité de empresa valoró de forma positiva que se llegara a un acuerdo en el tema de las administrativas y mostró su esperanza en que la empresa se avenga a aplicar el IPC del País Vasco. «Esperemos que no se nos ponga en la tesitura de tener que alargar el conflicto, porque sería jugar con fuego», añadió.
Un escenario que ninguna de las partes prefiere contemplar, máxime cuando el pasado 9 de junio se cumplieron seis meses de huelga. Un conflicto que ha afectado ya a cerca de 80.000 conductores guipuzcoanos, que se han visto obligados a trasladarse a otras estaciones limítrofes.
El acuerdo alcanzado para 2009 contempla la equiparación de categorías de ambos centros, la valoración de las administrativas y un aumento salarial del 3,6%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario