jueves, 10 de junio de 2010

La ITV de Irun abrirá mañana el servicio con una parte del personal

El comité de empresa cree que es una «provocación» y que no ayuda a resolver el conflicto laboral

10.06.10 - 02:10 - PILAR ARANGUREN
La empresa TÜVRheinland, que gestiona las ITV de Irun y Urnieta y cuyos trabajadores están en huelga indefinida desde hace ssis meses, ha decidido abrir mañana la estación fronteriza en un solo turno; es decir, únicamente por las mañanas. El comité de empresa considera la medida como «una auténtica provocación, que no hará más que perjudicar la resolución del conflicto laboral», asegura.
La compañía ha decidido prestar el servicio de inspección con un grupo de trabajadores que, según afirma, «ha resuelto volver al trabajo». TÜVRheinland no especifica el número de trabajadores que atenderá el servicio, aunque explica que serán los legalmente establecidos para poder reabrir dos líneas de inspección, una de vehículos ligeros y otra universal, en la que también se pueden inspeccionar vehículos pesados. Añade que, de momento, no se podrá reanudar el servicio de ciclomotores con la unidad móvil por falta de personal.
La empresa señala que el centro no funcionará al 100% de capacidad por falta de personal y trabajará unicamente en un solo turno. El servicio se prestará de lunes a viernes de 8 a 14.00 horas y los sábados, incluido pasadomañana, de 8 a 13.00 horas. La compañía informa que atenderá desde hoy las peticiones de cita previa en el siguiente número de teléfono: 943- 626300.
Antes de la huelga el centro atendía de 8 de la mañana a 8 de la tarde en horario continuo. Dispone de cuatro líneas de inspección, aunque en ocasiones se utilizaban únicamente tres, en función de la demanda. La estación de Irun cuenta con 30 empleados.
Ante dicha apertura, la empresa solicita que «se respete la decisión de los trabajadores que han decidido volver al trabajo, al igual que se respeta el derecho de los trabajadores que mantienen la huelga».
TÜVRheinland señala que ha decidido abrir la estación de Irun para atender las necesidades de los conductores guipuzcoanos. Añade que mantiene su intención de seguir negociando con el comité y espera que «los servicios de Irun y de Urnieta se puedan restablecer cuanto antes con normalidad».
«Es un parche»
La medida fue acogida con sorpresa por parte del comité de empresa, quien la califica como «auténtica provocación, máxime cuando había un acercamiento de posturas» en las negociaciones. Aclara que ninguno de los trabajadores que estaban en huelga se ha descolgado de la misma y que los empleados con los que abrirá la empresa el servicio son los seis trabajadores que desde el principio decidieron no secundar el paro. Considera que la empresa coloca a estos empleados «en una delicada situación porque tendrán un problema sindical, laboral y con los compañeros».
El comité cree que la empresa «va a crear alarma social porque no va a poder atender más de cien vehículos al día con dicho personal, una cifra muy inferior a la habitual de la estación». «Es un parche que no resuelve nada», remarca.
Respecto a la incidencia que tendrá la decisión en la negociación, el comité señala que la empresa «está jugando con fuego y que es un error». Con todo, explican que no cerrarán las vías de negociación «porque no nos queda más remedio que llegar a un acuerdo». En este sentido, reclaman al Gobierno Vasco que reúna a las dos partes en cumplimiento del mandato del Parlamento autónomo.
También en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada