miércoles, 9 de junio de 2010

Seis meses de huelga en las ITV

El conflicto de las estaciones de Irun y Urnieta podría solucionarse en breve

09.06.10 - 02:38 - P. A.
Seis meses. Ese es el tiempo que llevan de huelga general los 64 trabajadores de las ITV de Irun y Urnieta. Un paro que va camino de convertirse en uno de los más largos de Gipuzkoa tras el de Sabeco de Errenteria, aunque todo apunta a que podría resolverse en fechas próximas. Mientras tanto, cerca de 80.000 conductores guipuzcoanos se han visto afectados por el mismo.
Los trabajadores de ambas ITV, gestionadas por la multinacional alemana TÜVRheinland, comenzaron el paro el 9 de diciembre del pasado año en demanda de un convenio digno, cuya principal reclamación era la equiparación de los empleados de ambas estaciones.
Tras múltiples reuniones entre la dirección y los representantes de los trabajadores, acercamientos, rupturas, ultimátums y nuevas negociaciones, ambas partes han logrado restablecer nuevamente los cauces de encuentro y aproximar posturas. En este proceso, ha sido clave, según el comité, el cambio de los representantes de la empresa, registrado hace escasas semanas.
Y es que a principios de año lograron alcanzar un acuerdo respecto a 2009, pero las negociaciones se enquistaron en las demandas salariales de 2010 y 2011. Posteriormente, empresa y trabajadores realizaron una interpretación diferente respecto a aquel acuerdo, lo que volvió a encallar las negociaciones.
Hace tres semanas ambas partes volvieron a retomar los encuentros y tras revisar uno a uno todos los puntos del acuerdo lograron alcanzar un consenso respecto a dicho pacto, excepto en un tema, el del momento en que se empezaría a aplicar la equiparación de las trece administrativas.
La empresa hizo una oferta y está a la espera de recibir una contraoferta por parte de los trabajadores. Según la compañía, una vez finiquitado este aspecto se podría dar por finalizado el conflicto. Quedaría por acordar las subidas salariales de 2010 y 2011, donde las posturas parecen flexibles.
Y aunque no tiene nada que ver con el conflicto laboral, sobre el mismo ha estado planeando la posibilidad de que la empresa perdiera la adjudicación de ambas estaciones por una errónea calificación del Gobierno Vasco en el momento de la concesión, en 1994.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada