jueves, 8 de marzo de 2012

TÜV Rheinland apuesta por un futuro sostenible

Entrevista a Gonzalo de Castro, Subdirector General de TÜV Rheinland Ibérica


Gonzalo-de-Castro-06-10-201
10/11/2011
A pesar de la recesión económica que afecta a España desde 2008, TÜV Rheinland Ibérica puede estar satisfecha con sus resultados en el mercado nacional, ya que su “balance es más que positivo, habiendo pasado de 63,5 millones de euros de facturación en 2008 a 68,5 millones de euros en 2010. El presente año, estamos estimando cerrar el año en torno a los 70 millones de euros de facturación”, según declara a Infocalidad Gonzalo de Castro, subdirector general de la empresa, que con orgullo afirma que este éxito no hubiera sido posible “sin el compromiso e implicación de todos nuestros colaboradores”.
1.- ¿Desde cuándo lleva TÜV Rheinland certificando a las empresas españolas? ¿Qué valoración daría al número de empresas certificadas en nuestro país?

TÜV Rheinland surge en 1872 en Alemania realizando como primeros trabajos las inspecciones de calderas de vapor. Hemos ido creciendo tanto como multinacional con mayor presencia en países (hoy estamos en 62 países), como en servicios de inspección y certificación de tercera parte. En España, estamos desde 1981 y concretamente realizando auditorías de certificación desde 1996. España es un referente a nivel mundial en el ámbito de la certificación de sistemas de gestión, y ello hace que nos estemos encontrando con un mercado maduro, que sabe diferenciar la "calidad" en los servicios de certificación y exige a los equipos auditores y por ello a las certificadoras mayor valor añadido que en otros países. Eso nos hace superarnos cada día, tanto en nuestros servicios, como en la atención a nuestros clientes. En España y ahora más que nunca, las organizacionesvaloran cada vez más una certificación reconocida a nivel internacional. Por ello, a pesar de la crisis, con el abandono de los esquemas de certificación por parte de las organizaciones (no debemos de olvidar que en la mayoría de los casos, estos referenciales son de carácter voluntario), TÜV Rheinland sigue creciendo en el número de organizaciones certificadas, tanto en nuestro país, como  en el mundo.
2.- ¿Qué peculiaridades encuentran en España dentro del mercado de la certificación?

Como he indicado anteriormente, el mercado español se encuentra actualmente muy maduro en materia de certificación, con una integración de sistemas de gestión alta (muchos de nuestros clientes demandan cada vez más, auditorias integradas, es decir, dos y tres sistemas de gestión auditados en el mismo período y por el mismo equipo auditor), con un conocimiento y aplicación de las normas muy bueno, por lo cual, en el espíritu de la "mejora continua"  que todos estos esquemas de certificación exigen, debemos de ser mucho más especialistas en el sector que auditamos para poder aportar el valor añadido que se le supone a un equipo auditor y a una certificación, debe de dar.
3.- Basándonos en la experiencia de TÜV Rheinland Ibérica, ¿podemos decir que el compromiso con la calidad parte de la dirección general de la empresa?

Si no es así, me atrevo a decir que la Certificación está abocada al fracaso, es decir, no va a aportar todo lo que debería a la propia Dirección, no va aportar criterios e indicadores de gestión (en el ámbito que corresponda: calidad, medio ambiente, seguridad y salud en el trabajo, seguridad de la información, seguridad alimentaria,  investigación,desarrollo e innovación, ...) y por ello, va a suponer un coste más que una inversión para la organización.
Afortunadamente, nuestros clientes entienden perfectamente el espíritu de una certificación. No es un simple papel diciendo el cumplimiento con una norma internacional. Se trata de una estrategia y una política, que surge desde la Dirección General, y que se despliega a toda la organización y estructura en la forma que ha decidido desplegarla la propia Dirección, aportando los recursos, las personas y equipos necesarios.
4.- ¿Cuáles son las cifras más importantes para TÜV Rheinland Ibérica en 2011? ¿Podría hacernos un balance?

La verdad es que en los tiempos que nos toca vivir y más concretamente desde 2008 (inicio de la "crisis"), nuestra organización en España, a base de un mayor esfuerzo comercial, mejora de los procesos internos y mayor velocidad en la respuesta a nuestros clientes y al mercado en general, llevamos 3 años de crecimiento sostenido. Es un orgullo para mí decir esto, que no se podría conseguir sin el compromiso e implicación de todos nuestros colaboradores. En resumen, nuestro balance es más que positivo, habiendo pasado de 63,5 millones de euros de facturación en 2008 a 68,5 millones de euros en 2010. El presente año, estamos estimando cerrar el año en torno a los 70 millones de euros de facturación. Todo ello, en base a un crecimiento orgánico, es decir, sin compra ni adquisiciones de empresas.
5.- ¿Cuáles son los principales objetivos de TÜV Rheinland Ibérica de cara a 2012?

Seguir trabajando con la misma ilusión, orientación al mercado y a nuestros clientes, sin perder de vista que siempre debemos de ajustar nuestros precios a los del mercado, aunque este cada día lo ponga más difícil. Debemos también saber explicar al mercado, que a veces lo barato no es lo mejor, y siempre debemos de buscar el retorno a los servicios contratados. En resumen, para nosotros el 2012 como para muchas organizaciones, lamentablemente se presenta más "difícil" desde el punto de vista comercial, al tener unas previsiones al corto plazo de recesión económica, y eso hace que el mercado en lugar de crecer, se reduzca. Pero seguiremos intentando ayudar a nuestros clientes y así "juntos construiremos el futuro".
http://www.infocalidad.net/?noticia=tuv-rheinland-apuesta-por-un-futuro-sostenible

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada