lunes, 4 de junio de 2012

ELA exige que se obligue a los bancos y cajas a hacer públicos los créditos perdonados a los partidos

Es ya un clamor en la sociedad que el problema estaba y está en la situación del sistema financiero. Como lo es también que la crisis, causada por los desmanes de las entidades financieras, ha sido utilizada como coartada para obtener ventajas y más poder en otros ámbitos.

Los gobiernos del PSOE y del PP han realizado cuatro reformas financieras sin que nada haya cambiado; sigue sin llegar el crédito. Todo ha sido una gran mentira. Lo sucedido con BANKIA (23.500 millones de euros que pasan a ser deuda pública que se concretará en más recortes) demuestra la hipocresía e irresponsabilidad con la que se ha actuado y, lo que es más importante, la conexión del poder económico con los gobiernos.
Mientras a la Banca se le han ido dado todo tipo de ayudas directas e indirectas, los gobiernos (de todo signo, en el Estado y en el resto de Administraciones), han realizado recortes y reformas durísimas que se han traducido en paro y extensión de la pobreza. Esta situación, que hemos calificado de “saqueo a las cuentas públicas”, se está realizando, más allá de poses teatrales, con plena complicidad política. 
Llama poderosamente la atención que haya pasado casi desapercibido un informe, encargado por el Consejo de Europa y conocido como GRECO, que hace mención a dos temas muy importantes:
  1. Que los bancos condonan –perdonan– la devolución de los créditos que han concedido a los partidos políticos en muchas ocasiones.
  2. Que ésta es una forma de corrupción muy extendida en el Estado español. Los bancos no perdonan una deuda a cambio de nada.
ELA exige completa transparencia en un tema tan importante. Este es un asunto central que se mantiene oculto; un asunto del que, paradójicamente, ni la Banca, ni las autoridades públicas, ni el Banco de España, ni el Tribunal de Cuentas dicen nada.
Lo que denunciamos no es una sospecha; es la certeza de que el trato de favor que la Banca obtiene en el Estado español de los partidos políticos en muchas materias (ayudas, leyes a su medida, delitos no perseguidos, condenas indultadas…) tiene que ver también con esto. Es imposible que la democracia funcione si esas situaciones existen y son toleradas.
La exigencia de transparencia contempla también a la actuación de las antiguas cajas vascas, BBK, KUTXA y VITAL, hoy fusionadas en KUTXABANK, y CAN (integrada en Caixabank). Es importante que conozcamos si las luchas de los partidos por el control de los consejos de administración tienen que ver con esto.
http://www.ela-sindikatua.org/es/actualidad/noticias/ela-exige-que-se-obligue-a-los-bancos-y-cajas-a-hacer-publicos-los-creditos-perdonados-a-los-partidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada