sábado, 23 de junio de 2012

LAB y ELA se emplazan a un acuerdo para avanzar juntos

Pese a que las relaciones entre ELA y LAB atraviesan por uno de los peores momentos de los últimos años, los secretarios generales de ambas centrales, Adolfo 'Txiki' Muñoz, y Ainhoa Etxaide, apostaron ayer por iniciar un proceso de diálogo para defender juntos un nuevo marco social soberanista que sirva de alternativa a la actual situación económica y política de «Euskal Herria». Ambos expresaron su voluntad de consenso ante los cientos de delegados e invitados que participaron en el VIII congreso de LAB, en Pamplona, que el jueves había reelegido a Etxaide para el cargo por cinco años con el 88% de respaldo.
Esa muestra de buena voluntad se quedó ahí, porque en las palabras de ninguno de los dos se vislumbraron signos de acelerar la reconciliación. El discurso de 'Txiki' fue acogido con aplausos de cortesía, en un ambiente mucho más frío que en alocuciones de congresos anteriores, en que a veces el máximo responsable ELA ha llegado a ser coreado como si fuera un líder propio.
Ainhoa Etxaide defendió la implicación del «sindicalismo vasco» en el «proceso soberanista de Euskal Herria», por lo que llamó a las centrales a participar en el mismo «por encima de las dificultades». «Está en manos de ELA y LAB -concretó- avanzar por este camino» y aseguró que su sindicato está dispuesto a asumir «compromisos al respecto».
Las amistades peligrosas
Muñoz, por su parte, apostó por utilizar las fuerzas sindicales para «construir una alternativa que es imposible sin el sindicalismo vasco». Descartados CC OO y UGT, a los que acusó de dejar al margen de sus pactos de Estado el marco vasco de relaciones laborales, abogó por «compartir diagnósticos» y defendió una «alianza de trabajadores y sindicatos vascos (...) por encima de los desacuerdos que existen». «Tenemos que hablar de todo ello» propuso, para apuntar a continuación que «hay que elegir bien los aliados». Una expresión esta última que puede ser entendida como un reproche a LAB, que ha llegado a negociar -sin resultados- con la patronal Confebask, CC OO y UGT un pacto para blindar la negociación colectiva en Euskadi.
Ni los convenios ni los salarios ni las condiciones laborales fueron objeto del discurso de Etxaide, quien abordó la crisis y los ajustes de los últimos tiempos desde una perspectiva general.
En el discurso de clausura del congreso, la sindicalista puso el énfasis en los mensajes en favor de la independencia y el soberanismo y en favor de los presos. Y sobre la reciente legalización del partido de la izquierda abertzale, dijo que LAB buscará una alianza con Sortu para construir una «Euskal Herria independiente y socialista», porque ese es el objetivo de su sindicato.
La secretaria general, como también hiciera minutos antes que ella Txiki Muñoz, vaticinó un futuro plagado de negros nubarrones para los trabajadores y los derechos laborales, «más oscuros que la actual situación». La movilización, aseguró, «será necesaria» dentro de una «confrontación con el capital para luchar por el poder». No es justo, dijo en otro momento, «endeudar nuestro futuro para salvar a quienes nos han traído a esta situación», en referencia a los rescates millonarios de la banca y a las ventajas otorgadas en esta crisis a los empresarios y el capital.
http://www.diariovasco.com/v/20120623/economia/emplazan-acuerdo-para-avanzar-20120623.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada