lunes, 13 de enero de 2014

Comunicado del Comité Nacional de ELA

13/01/2014
ELA desea trasladar su reflexión sobre el momento político, tras los acontecimientos acaecidos estos últimos días (detenciones, registros, prohibición de manifestación y convocatoria de la celebrada el pasado sábado).

  1. En primer lugar. queremos felicitar a las organizaciones que convocaron (y se adhirieron) a la manifestación del pasado sábado por la capacidad de reacción ante el atropello a los derechos civiles y democráticos que supuso la prohibición de los actos previstos para ese día por los derechos de las personas presas. La convocatoria ha conectado con un sentir muy mayoritario en nuestra sociedad. Felicitar, asimismo, a los ciudadanos y ciudadanas que hicieron posible la manifestación más grande jamás realizada en Euskal Herria.
  2. ELA constata, una vez más, la gravedad de la involución que protagoniza el PP en el Estado. Un partido que compite en posiciones con la extrema derecha; un partido que se ha convertido en un obstáculo político para todo: para la normalización política, para encauzar el conflicto político y que, además, impone una agenda en lo económico y social completamente ultraliberal y centralista.
  3. En Euskal Herria se han dado importantes pasos unilaterales para consolidar la normalización política (y más que deberán darse en el futuro). Pasos deseados hace muchos años. Sin embargo, el gobierno español niega la evidencia y pone de su parte exclusivamente represión y prohibiciones; sus actos son propios de la paranoia de quien suspira por los tiempos en que una parte de la representación política vasca estaba ilegalizada.
  4. ELA considera importante concluir que la negativa del PP se extiende a todos los ámbitos, incluidas las materias de la agenda política que gestiona el gobierno de Gasteiz. No es posible, en nuestra opinión, ninguna bilateralidad con quien representa la pura y simple imposición. No hay relación bilateral, salvo que se base en la aceptación permanente de la subordinación. Con este grado de agresión por parte del gobierno de España la normalidad institucional no debe ser el referente de la política vasca.
  5. Para quienes deseamos la normalización política que posibilite una confrontación democrática de proyectos políticos y para quienes queremos trabajar por el derecho a decidir de nuestro pueblo la movilización celebrada este pasado sábado no debiera ser algo excepcional; que esto sea así es responsabilidad de todos los que hemos participado en esta convocatoria. Es tiempo de nuevos referentes políticos, que deben venir de la reflexión compartida entre quienes estuvimos el sábado en Bilbao, así como de la participación activa de la sociedad, sin la cual ningún proyecto político que pretenda confrontar democráticamente con Madrid tendrá futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada