lunes, 24 de febrero de 2014

Las ITV en huelga inician una semana clave para solucionar el conflicto

Tras ocho meses de paros en Irun y Urnieta, si no se alcanza un acuerdo, los trabajadores deberán decidir si extienden su protesta más allá de su última convocatoria, que concluye el domingo

24.02.14 - 00:19 - ALEXIS ALGABA | SAN SEBASTIÁN.
Las ITV en huelga inician una semana clave para solucionar el conflicto
Su huelga indefinida ha dejado atrás la marca de los ocho meses desde que arrancó, concretamente el 15 de junio del pasado año, pero esta semana volverá a vivir un nuevo capítulo en su trama. Los trabajadores en huelga de las ITV de Urnieta e Irun deberán decidir si vuelven a prorrogar los paros más allá de este domingo, día 2 de marzo, fecha hasta la que habían ampliado «como mínimo» la protesta ante la falta de un acuerdo con la dirección de la empresa concesionaria, TÜV Rheinland. Aunque ambas partes se mostraron la pasada semana predispuestas a alcanzar un acuerdo que solucione de una vez por todas el conflicto, el paso en falso que supuso la falta de acuerdo en la reunión entre ambas partes del jueves hace presagiar que todavía resta camino para alcanzar un punto de encuentro que dé carpetazo al asunto.
El encuentro del jueves finalizó sin acuerdo, aunque puede considerarse un avance que ambas partes se sentaran a negociar, ya que desde junio tan solo se habían reunido en una ocasión para tratar de firmar un nuevo convenio, ya que el anterior expiró el 31 de diciembre de 2010. En la reunión del jueves entre la dirección de las ITV de Irun y Urnieta y el comité, la empresa mantuvo la propuesta ya presentada en anteriores ocasiones en presencia del Gobierno Vasco, que consiste en «la aplicación del 100% de los acuerdos firmados sobre mejoras en los convenios de empresa».
Según la dirección, este planteamiento supondría el mantenimiento de las condiciones «actuales e históricas» donde la plantilla de TÜV Rheinland de Urnieta e Irun cuentan con «las mejores condiciones laborales del sector de las ITV del País Vasco y a nivel estatal».
La reivindicación de la plantilla es renovar el convenio pero blindarlo de la reforma laboral. «Nuestras movilizaciones tienen por objetivo garantizar y estabilizar las condiciones laborales que tenemos, no las que querríamos conseguir», ha señalado reiteradamente el presidente del comité Ketxus San Emeterio. La plantilla también ha solicitado en más de una ocasión la implicación del Gobierno Vasco en el conflicto con el fin de que obligue a la empresa a sentarse a negociar ya que la ITV son «un servicio público».
Pérdida de clientes
Una cuarta parte afectada en el conflicto pero que no dispone ni de voz ni de voto en el mismo son los consumidores que llevan ocho meses viéndose obligados a soportar largas esperas para que sus automóviles sean inspeccionados en Irun o directamente han optado por desplazarse hasta Bergara o a Navarra para pasar la revisión de una manera más rápida. El cierre total del centro de Urnieta y la actividad al 40% -solo de lunes a viernes y por las mañanas- de la ITV de Irun ha provocado que en estos meses hayan sido, como publicó DV, cerca de 80.000 conductores los que no han podido pasar la revisión técnica en las dos estaciones guipuzcoanas. La resolución del conflicto sería un alivio para los conductores del territorio.
http://www.diariovasco.com/v/20140224/al-dia-local/huelga-inician-semana-clave-20140224.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada