miércoles, 5 de febrero de 2014

Respuesta a las declaraciones publicadas de Alfonso Artola responsable de las itv de Urnieta e Irún sobre el conflicto laboral y la huelga en protesta por la renovación del convenio

Los trabajadores de las itv´s de Urnieta e Irún que llevan más de 7 meses en huelga por la renovación del convenio, denuncian públicamente que el responsable de TÜV Rheiland en la Zona Norte, Alfonso Artola miente cuando afirma que la empresa se ha reunido en “numerosas ocasiones” con miembros del comité de empresa directamente y con la presencia de mediadores, por lo que “no se puede negar la voluntad de negociación de la empresa”.

Los trabajadores confirman que en los 7 meses de huelga que se llevan transcurridos desde el 15-06-2013, la concesionaria solo ha accedido a celebrar  una sola reunión negociadora el día 16-10-2013 que terminó sin acuerdo por la nula voluntad de la empresa a negociar para llegar a un acuerdo (En ese única reunión mantenida, la concesionaria retiró su propuestas después de ser aceptada por los trabajadores).
El responsable de TÜV Rheinald en la Zona Norte, Alfonso Artola miente cuando afirma que en este momento, un 50% del personal de la estación ITV de Irun no secunda la huelga, al igual que un 10% del personal de la estación ITV de Urnieta, señalando que “gracias a este personal se trata de mantener el servicio al cliente, respetando en todo momento el derecho individual al trabajo y a la huelga”.
Actualmente la itv de Urnieta está cerrada por la huelga y la itv de Irún ofrece un servicio mínimo de lunes a viernes por la mañana, con 4 inspectores de la plantilla habitual, los gerentes sin formación en la rama del automóvil y los responsables. Las contadas citas que se ofrecen para realizar la inspección se están dando para marzo y esta situación se está repitiendo durante los más de 7 meses de huelga, lo que puede dar una idea  del servicio que está ofreciendo la concesionaria en  las dos itvs.
El responsable de TÜV Rheinald en la Zona Norte, Alfonso Artola miente cuando asegura que la empresa ha aceptado la renovación del acuerdo de junio de 2010 “en sus mismos términos y ofreciendo una subida salarial” que “parece que lo anterior ya no es suficiente para el comité, que desea incrementos salariales superiores a los ofertados, entre otras reivindicaciones adicionales, sin tener en cuenta el descenso de la actividad, y de la productividad desde el año 2008”.

La dirección de la empresa conoce de manera fehaciente que los trabajadores, como parte responsable de intentar llegar a un  acuerdo, llevan todo el proceso aceptando varias propuestas (ejmp propuesta de junio del 2012) de la empresa, que ella misma ha retirado inmediatamente después de ser aceptadas por los trabajadores, provocando automáticamente que el conflicto continúe los más de 7 meses de huelga que llevan las dos itv´s con el servicio seriamente afectado.
Los trabajadores llevan denunciando todo el proceso, el intolerable fraude en la negociación colectiva que intencionadamente comete el portavoz de la empresa Alfonso Artola, cuando continua afirmando públicamente que acepta la renovación del acuerdo de junio de 2010 “en sus mismos términos y ofreciendo una subida salarial”, pero sin embargo, se sigue negando a acudir a una mesa para estampar su firma en ese acuerdo.

Hay que cuestionar seriamente los objetivos y el interés que pueda tener una concesionaria para mantener esa irresponsable actitud, que está provocando en consecuencia que no se pueda solucionar definitivamente el conflicto en las dos itvs Gipuzkoanas y aunque los hechos están puestos en conocimiento de quienes tienen la competencia y la facultad de poder actuar después de comprobarlos (Los trabajadores han comparecido ante la comisión parlamentaria de Desarrollo Económico y Competitividad para exponer la situación), parece que se prefiere seguir permitiendo a la concesionaria, incumplir sistemáticamente con el contrato de concesión para la prestación del servicio público de Itv, sin cuando menos cuestionar los argumentos que los utilizados por la concesionaria.  No puede ser de recibo que el portavoz de la concesionaria Alfonso Artola declare su “extrañeza” por la existencia de un conflicto laboral que sabe que va a finalizar en el momento que estampe su firma en el mismo acuerdo, que como ya hemos denunciado, públicamente declara estar dispuesta a aceptar.

Alfonso Artola se descalifica así mismo cuando manifiesta que el comité  desea incrementos salariales superiores a los ofertados, sin tener en cuenta el descenso de la actividad, y de la productividad desde el año 2008” El conflicto lo provoca quien no negocia en 7 meses de huelga o retira una propuesta después de haber sido aceptada por la otra parte, eso lleva haciendo tuv Rheinland desde en varias fases de este proceso y además hay que recordarle a Alfonso Artola  que desde el 2008, las dos únicas itvs que se han construido en ese tiempo y pudieran ser competencia que justificase un descenso de usuarios, son las construidas por la misma concesionaria en la provincia de Navarra colindantes con las Gipuzkoanas de Urnieta e Irun y que el mismo gestiona como  responsable de TÜV Rheinald en la Zona Norte.

El responsable de TÜV Rheiland en la Zona Norte, Alfonso Artola cree que el Gobierno vasco mantiene una posición “correcta de mediación y apoyo” en a la resolución de un conflicto en una empresa privada como es el de las ITVs, que llevan en huelga desde hace 7 meses, considerando que la empresa ha mantenido en todo momento informado al actual Gobierno vasco  dirigido por el PNV.

La administración de la CAPV en el ejercicio de sus competencias, es quien tiene la responsabilidad de prestar el servicio público obligatorio de Inspección Técnica de vehículos en condiciones idóneas de calidad, tanto para los usuarios como para  los trabajadores, de acuerdo al régimen jurídico obligatoriamente por ella establecido para la prestación del servicio. En el caso de la CAPV la administración ha decidido prestar ese servicio a través de empresas privadas  régimen de concesión administrativa.

El conflicto laboral en las itv de Urnieta e Irún, lleva más de 7 meses afectando seriamente a la prestación del servicio público obligatorio de itv y existe únicamente por la gestión privada de una empresa  concesionaria que ha decidido  negarse a negociar para llegar a un acuerdo para la renovación del que existe y terminar con el conflicto (volvemos a recordar que la empresa solo se ha mantenido  con los trabajadores una reunión negociadora allá por octubre, en los más de 7 meses que los trabajadores  llevan de huelga en las dos itvs).

En este escenario, cumpliendo con sus obligaciones como parte en el proceso de negociación colectiva para intentar llegar a un acuerdo, los trabajadores  han enviado la documentación relacionada con su propuesta de acuerdo para terminar con el conflicto cuando, tanto el departamento de trabajo como el  de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, han requerido esa documentación y  pueden dar fe de ello.

La empresa TÜV Rheiland considera que ha mantenido en todo momento informado al Gobierno vasco sobre la postura de la empresa en el conflicto.

Los trabajadores atendiendo a la realidad de los hechos, cuestionan seriamente las afirmaciones de la concesionaria, porque si realmente es así, el Gobierno Vasco será corresponsable de las consecuencias de que la empresa concesionaria, continúe negándose a sentarse con los trabajadores para negociar e intentar acercar posturas, para llegar a un acuerdo, en los 7 meses que se llevan de huelga. El Gobierno Vasco tampoco ha  exigido  a la concesionar, demostrar fehacientemente los motivos reales por los que mantiene su posición y que está proponiendo para superar esta situación  de conflicto actual.

Para los trabajadores, las declaraciones de  responsable de TÜV Rheinland en la Zona Norte, Alfonso Artola cuando manifiesta que no entiende los motivos de la huelga puesto que no se ha planteado reducción salarial ni despido, después de que los trabajadores de un servicio público obligatorio que la empresa explota en exclusividad llevan 7 meses de huelga, constituyan un grave  atentado contra el derecho  de los trabajadores a la negociación colectiva y una vulneración del derecho a la huelga de esos trabajadores que llevan dos años ejerciendo su legítimo derecho a movilizándose para conseguir la renovación de un acuerdo laboral que ha terminado su vigencia en el 2011,  porque la empresa se sigue negando a negociar después de 7 meses de huelga.

Los trabajadores no entienden y no pueden admitir en la grave situación en la que se encuentran, que una empresa concesionaria del servicio público obligatorio, mantenga una demostrada actitud de tener la negociación colectiva secuestrada,  negándose  a negociar con los trabajadores durante  7 meses  de huelga con no se sabe que intereses y el Gobierno Vasco, no solo no censura esa actitud sino que se convierte en juez y parte cuando da por buena la situación actual, además afirmando que  no se aprecian observaciones o deficiencias derivadas de la huelga  en las comprobaciones realizadas, cuando conoce  que el conflicto de 7 meses en las itv´s, tiene colapsado el servicio público en Gipuzkoa  y  no menos de 10-000 usuarios de esas itv´s de media al mes, tienen que  desplazarse a otras provincias a pasar la inspección.

Por ese motivo, los trabajadores van a solicitar una reunión con la dirección del departamento correspondiente del Gobierno Vasco,  para aclarar y tratar de encontrar soluciones a la situación actual, tanto del servicio de inspección técnica de vehículos en las itv's de Urnieta e Irún como del conflicto.
 
Por último los trabajadores lamentan los problemas que esta situación está ocasionando a todos los usuarios de las Itv de Irún y Urnieta, a los que solicitan comprensión y apoyo.                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada