viernes, 14 de marzo de 2014

La concesionaria pide abrir la ITVde Urnieta con servicios mínimos

La huelga continúa atrás otra reunión que no hubo acuerdo entre empresa y trabajadores

JUANMA VELASCO
SAN SEBASTIÁN. La huelga en la ITV de Irun y urnieta parece no tener fin. Representantes de la firma concesionaria y de los Trabajadores celebraron ayer una nueva reunión, sin acuerdo. Al término de la misma, ambas partes se acusaron de querer prolongar el conflicto. Además, mediante un comunicado, Tüv Rheinland, la concesionaria, solicitó al Gobierno vasco la promulgación de «un decreto de servicios mínimos para poder abrir la estación de Urnieta», paralizada desde junio del año pasado, con el objetivo de evitar más molestias a los usuarios. La de Irun, en cambio, funciona de forma parcial, después de que algunos trabajadores se descolgaran de la huelga.
 
Concesionaria trabajadores realizaron ayer en la sede del Preco (procedimiento de resolución de conflictos del Consejo de Relaciones Laborales Vasco) de San Sebastián un nuevo intento de acordar posturas para acabar con la huelga pero sin éxito. Al término del encuentro la empresa emitió un comunicado en el que acusó al Comité de Empresa de «rechazar la propuesta de la empresa pese a haber eliminado la condicionalidad del aumento de tarifas (en los servicios de inspección) para los incrementos del 2015 y 2016» -algo que habían solicitado los representantes de los trabajadores- «con el ánimo de alcanzar un acuerdo en todo los temas tratados».  En la propuesta, entre otras cosas, se detallan «mejoras en retribuciones» y 28 días laborables de vacaciones.

Desde el comité de empresa, en cambio, echan la culpa a la concesionaria de querer «estirar el conflicto». Ketxus San Emeterio, presidente del comité de empresa, acusó a TÜV Rheinland de «poner más pegas sobre lo que ya estaba acordado», en alusión a las nuevas propuesta presentada por la empresa.

San Emeterio aseguró que sospechaban que la concesionaria «iba a realizar la maniobra de retirar el condicionante del aumento de tarifas para modificar todo el acuerdo que habíamos llegado».  Así, recuerda que el aumento de las tarifas de la ITV es algo que no está en manos de empresa ni trabajadores  -compete al Gobierno Vasco- por lo que «no se puede admitir como condicionante para avanzar».

Concesionaria y sindicatos se volverán a ver las caras el lunes en el Preco.  Eso sí, esta vez lo harán con un nuevo mediador. Según explica Alfonso Artola delegado de TÜV Rheinland en la zona norte, el mediador decidió dimitir después de que fuera «acusado de imparcialidad parte del comité de empresa» al considerar que la nueva propuesta «era un avance en lugar de ser regresiva».
DV 13.03.2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada