martes, 18 de marzo de 2014

Seis reuniones y seis fracasos en el conflicto de las ITV

LA ERTZAINTZA DESALOJA A LOS TRABAJADORES QUE AYER SE ENCERRARON EN LAS INSTALACIONES DE URNIETA
Martes, 18 de Marzo de 2014 - Actualizado a las 03:29h
Empleados de las ITV y Ertzaintza, ayer en Urnieta. (Foto: Iker Azurmendi)
 DONOSTIA - Cuando ninguna de las dos partes en una negociación quiere ceder, las conversaciones no marchan, ni para adelante ni para atrás, y eso es lo que está ocurriendo en el conflicto de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) de Urnieta e Irun, en el que ayer se vivió una nueva reunión saldada con rotundo fracaso, de manera que persiste una huelga que lleva ya nueve meses en protesta por la renovación del convenio.
Muestra de que este conflicto está más que enquistado es el hecho de que ningún representante de la empresa concesionaria del servicio, el grupo alemán TÜV Rheinland, tuvo a bien personarse en el encuentro que se iba a celebrar en la sede del Preco en Donostia.
El desplante coincidió con la convocatoria previa por parte del comité de empresa de un encierro en la instalación de Urnieta, que se llevó a cabo durante escaso tiempo, pues efectivos de la Ertzaintza desalojaron a los trabajadores. El presidente del órgano de representación de la plantilla, Ketxus San Emeterio (ELA), explicó que, cuando los empleados llegaron a la ITV el responsable de la empresa les estaba esperando con agentes de la policía autónoma.
Horas más tarde los miembros del comité de empresa acudieron a la reunión prevista en Donostia pero el responsable de la compañía se quedó en Urnieta, donde los trabajadores fueron finalmente desalojados por la Ertzaintza. San Emeterio indicó que hoy martes la plantilla se reunirá en Vitoria con el Departamento de Industria y mañana tendrá lugar un nuevo encuentro en el Preco. El representante sindical mostró su esperanza de que la empresa envíe a esa cita un interlocutor "con interés de que termine el conflicto". En todo caso, anunció que, de no lograrse un acuerdo sobre la renovación de sus condiciones laborales, se "endurecerá" el conflicto con nuevas medidas aún por aprobar en asamblea.
ACUERDO "A CORTO" Por su parte, la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, mostró su optimismo acerca de un acuerdo "a corto" entre los sindicatos y TÜV Rheinland y añadió que Lakua seguirá con su labor de intermediación. En una comparecencia en el Parlamento Vasco, Tapia afirmó, citando datos de la empresa, que en la actualidad el 32% del total de la plantilla fija de ambas estaciones -18 de 57 personas-, no secunda la huelga, lo que equivale a un 50% del personal de Irun y un 14% del personal de Urnieta. - N.G./E.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada