jueves, 10 de noviembre de 2016

ELA inicia la vía hacia Tribunales Europeos para anular parte de las reformas laborales que impiden la negociación colectiva en CAPV y Navarra

28/09/2016
ELA interpuso el 18 de julio de 2016 una demanda ante la Audiencia Nacional para impugnar el I Convenio Colectivo Estatal de Restauración Colectiva frente a la patronal FEARS y los sindicatos CCOO y UGT, todos ellos firmantes, por vulneración de los derechos fundamentales de libertad sindical y negociación colectiva. El referido convenio ha sido impugnado porque supone un claro ejemplo de las nefastas consecuencias que conlleva la estatalización: impedir la negociación colectiva en la CAPV y Navarra y empobrecer de manera radical las condiciones laborales de los y las trabajadoras.
El objetivo de esta demanda es superar la jurisdicción estatal y acudir a los tribunales europeos, más garantistas, para denunciar que el marco legal vigente posibilita la exclusión del sindicato ELA de un espacio propio de negociación colectiva, lo que supone una vulneración de los derechos fundamentales de libertad sindical y negociación colectiva reconocidos en la normativa comunitaria e internacional. ELA ha confiado su representación judicial al prestigioso jurista Luis Enrique de la Villa, que hoy ha detallado los pormenores del proceso.
- Los argumentos básicos en los que se fundamenta nuestra pretensión son:
El marco legal vigente en negociación colectiva tras las dos últimas reformas laborales facilita la centralización de la negociación colectiva cerrando o excluyendo los denominados “espacios intermedios” de negociación, es decir, los autonómicos o provinciales.
Reservar al sindicalismo estatal la capacidad de negociar, y privar de ello al sindicato implantado a nivel autonómico, choca abiertamente con el derecho laboral internacional, concretamente con la Carta de Derechos Fundamentales de la UE y el Convenio Europeo de Derechos Humanos.
El art. 28 de esta Carta establece que todo sindicato tiene derecho a negociar en el nivel adecuado. De ahí se desprende que la regulación legal del Estatuto de los Trabajadores (art. 84.3 y 4, y art. 85.3e) no puede dar cabida a Convenios Colectivos que, como el ahora impugnado, impidan a un sindicato más representativo el ejercicio de una negociación colectiva útil.
- Por ello, se solicita a la Audiencia Nacional, con carácter alternativo:
La nulidad de todas las cláusulas que impiden la negociación en un ámbito inferior, por exceder los límites del ordenamiento vigente, de la Ley Orgánica de Libertad Sindical y de la Constitución.
Si se considerara que todo ello es el resultado necesario de las reformas laborales, ELA defiende que habría que confrontar dicha normativa española con el derecho comunitario, por lo que se solicita a la Sala que plantee una cuestión prejudicial al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.
Por último, se solicita el planteamiento de una cuestión de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, por considerar que el Estatuto de los Trabajadores vulnera derechos fundamentales (al permitir cláusulas excluyentes en los convenios estatales).
El juicio en la Audiencia Nacional se celebró el pasado 21 de septiembre y habrá que esperar el resultado, pero en todo caso ELA ha iniciado una vía jurídica con la pretensión de continuar hasta que los Tribunales Europeos se pronuncien sobre un marco legal que promueve una recentralización estatal excluyente.
En este caso, cabe recordar los recientes pronunciamientos del Tribunal Superior de Justicia Europeo en otras cuestiones laborales, como la indemnización a interinos, cuya aplicación supondrá a buen seguro la modificación de leyes españolas, algo que podrá ocurrir también si la demanda de ELA contra la estatalización de la negociación colectiva llega a buen puerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada